Revista Casa Mediterráneo

‘Cinema Paradiso’, más cine, por favor

en mayo 19, 2020

Si uno ama el cine, es imposible no apreciar “Cinema Paradiso”, la mirada conmovedora y nostálgica de Giuseppe Tornatore sobre la historia de amor de un hombre por el cine y la historia de una amistad muy especial. Afectiva (pero no empalagoso) y sentimental (pero no cursi), Cinema Paradiso es el tipo de película que puede alegrar un día sombrío y llevar una sonrisa a los labios del individuo más taciturno (o, en nuestro caso, confinado). Ligera y romántica, esta fantasía está teñida con el realismo suficiente para hacernos creer en su magia, incluso cuando estamos encantados con su hechizo.

Por Luis López Belda.

La mayor parte de Cinema Paradiso se cuenta a través de flashbacks. Cuando se abre la película, nos encontramos con Salvatore (Jacques Perrin), un famoso director, que acaba de recibir la noticia de que un viejo amigo ha muerto. Antes de partir a su pueblo natal, a la mañana siguiente para asistir al funeral, recuerda su infancia y adolescencia, recordando lugares y personas que no ha visto en décadas.

El niño huérfano Salvatore (Salvatore Cascio) amaba las películas. Se fugaba con el dinero de la leche para comprar la entrada a una presentación matutina en el teatro local, un pequeño lugar llamado Cinema Paradiso. Criado con una formación cinematográfica ecléctica que incluyó fuentes tan diversas como Akira Kurosawa, Jean Renoir, John Wayne y Charlie Chaplin, Salvatore llegó a apreciar todo tipo de películas. El Paradiso se convirtió en su hogar, y el cine, en sus padres. Al mismo tiempo, desarrolló una amistad con el proyeccionista, Alfredo (Philippe Noiret), un hombre de mediana edad que le ofreció consejos sobre la vida, el amor y cómo dirigir una sala de cine. Salvatore trabajó como aprendiz no remunerado de Alfredo hasta el día en que se incendió el Paradiso. Cuando se erigió un nuevo cine en el mismo sitio, un adolescente Salvatore (Marco Leonardi) se convirtió en el proyeccionista. Pero Alfredo, ahora ciego debido a las heridas sufridas en el incendio, permaneció en segundo plano, cumpliendo el papel de confidente y mentor del niño que amaba como un hijo.

La primera mitad de Cinema Paradiso, con Salvatore Cascio interpretando al joven protagonista, es, sin duda, la mejor. Las experiencias del niño en la sala de cine, viendo películas y escuchando las historias de Alfredo, forman una especie de viaje de descubrimiento. A medida que Salvatore cultiva su amor por las películas, los espectadores deben recordar el significado personal de cada una de ellas. Es una experiencia evocadora y poderosa que tocará a los amantes de las películas más profundamente que a los espectadores no cinéfilos.

Una vez que Salvatore se convierte en un adolescente, Cinema Paradiso pasa de ser una celebración nostálgica de películas a un drama típico del paso a la edad adulta, con todo lo que suponen de  decepción romántica y euforia. Salvatore se enamora de una chica llamada Elena (Agnese Nano), pero su profunda pasión no es correspondida. Entonces él agoniza por la situación, busca el consejo de Alfredo y luego toma una decisión audaz.

Los besos cinematográficos son materia fundamental de “Cinema Paradiso”. Al principio de la película, el sacerdote local hace una visionado previa de cada película antes de que esté disponible para el consumo público, utilizando el poder de su oficina de censura para exigir que se eliminen todas las escenas de besos. Para cuando se abre el nuevo Paradiso, sin embargo, las cosas han cambiado. El sacerdote ya no va al cine y los besos no son censurados. Mucho más tarde, después del funeral cerca del final de Cinema Paradiso, Salvatore recibe su legado de Alfredo: un rollo de película que contiene todos los besos eliminados de las películas mostradas en el Paradiso a lo largo de los años. Es quizás el mayor montaje de besos cinematográficos jamás reunidos y, mientras Salvatore lo mira, las lágrimas brotan de sus ojos. El diluvio de ardor concentrado en esos besos actúa como un recordatorio contundente de la pasión simple pero profunda que ha estado ausente de su vida desde que perdió el contacto con su único amor verdadero, Elena. Es un momento profundamente conmovedor, uno de los muchos que ofrece Cinema Paradiso.

¿Cinema Paradiso manipula los sentimientos? Sin duda, pero Tornatore muestra tanta habilidad en la forma en que excita nuestras emociones que no nos importa. Esta película es a veces divertida, a veces alegre y a veces conmovedora, pero siempre es cálida, maravillosa y satisfactoria. Cinema Paradiso nos afecta en muchos niveles, pero su conexión más fuerte es con nuestros recuerdos. Nos relacionamos con la historia de Salvatore no solo porque es un personaje agradable, sino porque revivimos nuestras propias experiencias de películas infantiles a través de él. ¿Quién no recuerda la primera vez que fue al cine, esperando ansiosamente que las luces se atenuaran? Siempre ha habido una cierta magia asociada con el simple acto de proyectar una película en una pantalla. Tornatore aprovecha esta mística, y esa es la razón principal por la cual “Cinema Paradiso” es una gran película.

 Ficha artística: 

Título original: Nuovo Cinema Paradiso. Año: 1989. Dirección y guión: Giuseppe Tornatore. 155 minutos. Género: Melodrama. Guión: Franco Arcalli, Giuseppe Bertolucci y Bernardo Bertolucci. Música: Ennio Morricone. Fotografía: Blasco Giurato. Intérpretes: Philippe Noiret, Jacques Perrin, Salvatore Cascio, Agnese Nano, Brigitte Fossey, Marco Leonardi, Antonella Attiu, Enzo Cannavale, Isa Danieli, Leo Gullotta, Pupella Maggio, Leopoldo Trieste

 Principales premios: 

Premios Oscar: Mejor película de habla no inglesa.

Globo de Oro: Mejor película de habla no inglesa.

5 Premios BAFTA, incluyendo mejor película de habla no inglesa. 11 nom.

Círculo de Críticos de Nueva York: Nominada a Mejor película extranjera

Festival de Cannes: Premio Especial del Jurado

Premios César: Mejor póster. Nominada a Mejor Película Extranjera

Premios del Cine Europeo: Mejor actor (Philippe Noiret)

Premios David di Donatello: Mejor música. 5 nominaciones

Sindicato de Directores (DGA): Nominada a Mejor director

 Plataforma de streaming donde puede verse el film: 

Amazon Prime

Compartir esta entrada:
mariagialma@gmail.com‘Cinema Paradiso’, más cine, por favor