Revista Casa Mediterráneo

Casa Mediterráneo organiza una jornada sobre carreras profesionales en el exterior

en octubre 21, 2019

Fruto de la colaboración entre Casa Mediterráneo y la Universidad de Alicante, el salón de grados de la Facultad de Derecho de la UA ha acogido hoy, 21 de octubre, la jornada ‘Carreras profesionales en el exterior: Servicio exterior de España y funcionarios internacionales’ con el fin de clarificar a los estudiantes las salidas laborales existentes en el ámbito de la diplomacia y las organizaciones supranacionales.

Tras unas palabras de presentación a cargo del Decano de la Facultad de Derecho, Pedro J. Femenia, y el catedrático de Derecho Constitucional, José Asensi, el director general de Casa Mediterráneo, Javier Hergueta, ha explicado que muchos universitarios cuando acaban sus estudios se sienten perdidos a la hora de iniciar su trayectoria laboral en el ámbito internacional.

Javier Hergueta, Pedro J. Femenia y José Asensi en la presentación de la jornada – © María Gilabert / Casa Mediterráneo

Una salida -ha indicado Hergueta- son las oposiciones a la carrera diplomática que convoca el Estado español, y otra, optar a formar parte de organizaciones internacionales, cuyo acceso a la información suele resultar más confuso y complejo que en el primer caso. Este encuentro pretende despejar las dudas de quienes quieran adentrarse en la carrera diplomática y en organizaciones como la ONU y la Unión Europea, sirviéndoles de guía sobre los pasos que hay que seguir, sin obviar las dificultades ni las satisfacciones que esta decisión implica.

 Carrera diplomática 

Marta Vadillo Lamata, diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación y formadora de oposiciones, ha destacado que la carrera diplomática está plagada de prejuicios, pero que en realidad sólo depende del propio esfuerzo. De una manera muy gráfica, la preparadora ha expuesto cinco claves para abordar los estudios diplomáticos:

¿Por qué opositar a la carrera diplomática? Esencialmente, por vocación de servicio público. Se trata de un trabajo apasionante y a la vez variado, que ofrece un amplio rango de actividades: asuntos consulares, administración, cooperación al desarrollo, etc.

¿Qué hace un diplomático? Un diplomático hace de todo, aunque depende del puesto y del lugar del mundo desde donde desempeñe su trabajo, con la posibilidad de dirigir su carrera por múltiples derroteros.

¿Cómo es el proceso de oposiciones? El Boletín Oficial del Estado publica la convocatoria de las oposiciones. La prueba consiste en cuatro exámenes: El primero, un test de 100 preguntas, sobre un total de 200 temas divididos en cuatro bloques. La segunda prueba es un ensayo sobre un tema determinado que plantea el tribunal, que busca la originalidad en el razonamiento, acompañado de una entrevista sobre el mismo. El tercer paso es un examen de inglés y francés, de nivel muy avanzado, consistente en la traducción de un texto del español a ambos idiomas y viceversa, que se complementa con una prueba oral. Y la última fase consiste en cantar ante el tribunal uno de los 200 temas de la oposición.

¿Cómo es el día a día de un opositor? Es recomendable buscar preparadores de idiomas por un lado, y de la parte diplomática, por otro. Y dedicarle muchas horas al día, con constancia y esfuerzo, mientras la vida de familiares y amigos sigue por otro camino. No obstante, el sacrificio hay que tomárselo como una inversión de futuro que finalmente puede resultar muy gratificante.

¿Por dónde empiezo? Por buscar preparadores de idiomas y de los temas de la oposición. Enlaces de interés: Asociación de Diplomáticos Españoles diplomaticos.org y Escuela Diplomática.

Geraldine Dufort, Pedro J.Femenia y Marta Vadillo – © María Gilabert / Casa Mediterráneo

 Trabajar en la ONU o en la UE 

Por su parte, Geraldine Dufort Ravier, funcionaria de la Comisión Europea, ha detallado los pasos para optar a un trabajo en la Organización de Naciones Unidas y en la Unión Europea, señalando que la ONU supone trabajar en cualquier parte del mundo y la UE circunscribirse a Bruselas y Luxemburgo, aunque también optar a sus agencias como la EUIPO, con sede en Alicante, o programas de cooperación en diversos puntos del planeta. En ambos casos, ha indicado Dufort, resulta imprescindible el dominio del inglés.

La funcionaria ha comentado que el sistema de la ONU es muy complejo, debido a la gran cantidad de agencias y organismos que la integran. Mientras que en la UE es algo más sencillo, debido a que se trata de un cuerpo formado por 60.000 funcionarios, de los que 30.000 se encuentran en la Comisión Europea. Dufort ha matizado que lejos de lo que pueda creerse, la UE ofrece perfiles muy diversos, más allá de los juristas y economistas, como científicos y gestores de proyectos.

Para conocer las posibilidades de trabajo en la ONU, la ponente ha aconsejado consultar la web de la Unidad de Funcionarios Internacionales del MAEC ufi.ooli.maec.es donde se publican las vacantes vigentes en esta organización. Naciones Unidas también ofrece una parrilla de puestos, de modo que el interesado se inscribe en una base de datos y se llama a los candidatos en función de las necesidades. Al mismo tiempo, hay prácticas y programas de voluntariado por todo el mundo, lo que constituye a juicio de Dufort “una excelente forma de adquirir experiencia y adentrarse en la ONU”.

Respecto a la UE, hay un sistema de oposición general que se convoca anualmente. La información se puede obtener en la web epso.europa.eu, donde se manejan todos los procesos de selección del organismo. También hay oposiciones específicas y otras dirigidas al mundo de la cooperación internacional. Asimismo, existen contratos de corta duración, para lo que resulta de utilidad haber hecho prácticas como becario en destinos “duros”.

adminCasa Mediterráneo organiza una jornada sobre carreras profesionales en el exterior