Revista Casa Mediterráneo

Evelyn Mesquida saca del olvido a los españoles que lucharon en la Resistencia francesa

en noviembre 9, 2020

Periodista y corresponsal durante años de la revista Tiempo en París, la alicantina Evelyn Mesquida lleva toda una década investigando sobre “La Nueve”, la compañía de choque de uno de los batallones de célebre Segunda División Blindada del General Leclerc, integrada en su mayor parte por republicanos españoles. Serían los primeros en liberar París en la noche del 24 de agosto de 1944. Su historia, prácticamente ignorada por la historiografía española, la recupera Mesquida en su libro ‘La Nueve. Los españoles que liberaron París’ (Penguin Random House, 2014 edición actualizada). 

La autora, que ha entrevistado a gran parte de los supervivientes y ha publicado numerosos artículos sobre el tema, vuelve a ahondar en él con ‘Y ahora volved a vuestras casas’ (Ediciones B, 2020), donde cuenta la trágica y olvidada historia de muchos de aquellos jóvenes republicanos españoles que, tras ser derrotados en la Guerra Civil, combatieron al enemigo nazi en la Resistencia francesa. Evelyn Mesquida, profundamente comprometida con la memoria de aquellas personas, es hija de republicanos que no pudieron subir al buque Stanbrook, que llevó a cabo la última evacuación de refugiados del puerto de Alicante el 28 de marzo de 1939, cuatro días antes del final de la Guerra Civil Española.

El próximo lunes 9 de noviembre, Evelyn Mesquida participará en un encuentro virtual de Casa Mediterráneo dentro del ciclo Escritores y el Mediterráneo, moderado por la gestora cultural Marina Vicente. La cita será a las 19:00 horas y podrá seguirse a través de la web de Casa Mediterráneo y sus redes sociales. De forma previa, mantuvimos una entrevista con la autora.

¿Qué le llevó a relatar en un libro la historia de “La Nueve”, la unidad de asalto integrada casi en su totalidad por republicanos españoles que entró en París el 24 agosto de 1944 para liberar la ciudad de los nazis?

El descubrir que los soldados que entraron en París ese 24 de agosto de 1944, los primeros liberadores de la capital francesa, eran en su gran mayoría españoles, que el primero que llegó hasta el Ayuntamiento de París se llamaba Amado Granell, un castellonense de Burriana, que el primer vehículo blindado llevaba el nombre de Guadalajara y que ese hecho histórico no constaba en la Historia de la Liberación francesa, ni en las docenas y docenas de libros sobre la Segunda Guerra Mundial que se habían publicado desde entonces. Muy  pocos de ellos hacían apenas alguna referencia. 

¿Este episodio de la historia se ha ignorado en los libros de texto en España? ¿Y en Francia?

Es lógico que en España fuera ignorado debido al manto de silencio del franquismo pero me sorprendió que Francia, el país de la libertad y la fraternidad, hubiera silenciado también lo que aparecía como una realidad histórica, la importante participación de los españoles en el combate francés. Tuve la suerte de encontrar algunos supervivientes de esta epopeya y gracias a ellos y a algunos archivos, con las pruebas evidentes, pude reconstruir aquella etapa y la extraordinaria historia de «La Nueve».  

¿En los actos conmemorativos que se celebran en Francia se reconoce el papel de ‘La Nueve’?

Sí y no… La Alcaldía de Paris reconoció en 2004 la gesta de estos soldados y les dedicó once placas marcando el camino que hicieron en aquella noche del 24 de agosto, pero después no los incluyó en sus celebraciones oficiales, continuó conmemorado sólo el 25 y 26 de agosto, dedicando la primera conmemoración a Leclerc y la segunda a De Gaulle. Sólo mucho después, en 2014 y gracias a muchas gestiones, muchas, Francia reconoció oficialmente, a través de su Ministro de la Memoria, la participación de esos republicanos españoles en la Liberación de París y la Alcaldía, gracias a Anne Hidalgo, integró la memoria de estos combatientes, dedicándoles un jardín. Es el Ayuntamiento el que actualmente rinde homenaje cada año a los combatientes de «La Nueve », el día 24, pero todavía no les rinde homenaje el gobierno francés, que sigue conmemorando oficialmente el 25 y el 26. Les cuesta mucho rectificar su historia.

¿Cuánto tiempo le llevó reconstruir la historia de estos hombres y cómo logró recabar la suficiente documentación para hilar el relato?

Trabajé durante 10 anos, en paralelo a mi trabajo de corresponsal. Muchas noches, muchos fines de semana, una parte de mis vacaciones. Un trabajo largo pero muy interesante… Apasionante, diría. Aprendí mucho. Encontré a diversos supervivientes por diferentes puntos de Francia y visité archivos en varias capitales francesas. Leí mucho también. Más de 50 libros para encontrar poco a poco las trazas. Hasta que pude reconstituir toda la historia de «La Nueve».

¿Cómo llegaron esos hombres españoles a integrarse en esa unidad?

Tras la caída de Barcelona, a finales de enero de 1939, se inició el gran éxodo que se conocería como «la Retirada ». Más de medio millón de personas cruzaron los Pirineos para refugiarse en Francia. La mayoría de los hombres que habían combatido, mas de 300.000, fueron enviados a campos de concentración, de donde muchos saldrían para incorporarse al Ejército francés y a la Legión, a donde los franceses les habían «invitado» a enrolarse. Entre esos hombres, figuraban muchos de los que más tarde combatirían con el General Leclerc y formarían parte de los soldados de «La Nueve».   

¿Eran buenos soldados los españoles de la novena compañía de la División Leclerc? ¿Qué características destacaría de ellos?

En eso han coincidido todos los testimonios que pude conseguir: «eran magníficos soldados », aseguraron de forma unánime. Todos aquellos hombres, algunos de ellos muy jóvenes, muchos de ellos de «la quinta del biberón », llegaban con la experiencia del combate español y esto fue muy bien utilizado por los militares franceses. La Nueve era una compañía de choque, siempre iba en primera línea, murieron una gran parte de ellos… Los que me hablaron de ellos destacaban su coraje y la gran solidaridad. 

¿Este libro además de visibilizar su historia, pretende de alguna manera hacer justicia con su memoria?

Sin duda. Cuando conocí a aquellos hombres, cuando los vi olvidados en sus diversos rincones por toda Francia, sin que nadie reconociera su largo combate, teniendo en cuenta que habían luchado con las armas en las manos durante casi nueve años, consideré que era muy injusto… Me sentí muy contenta cuando pude publicar el libro y reivindicar sus historias.

Usted es hija de uno de esos refugiados que no pudieron subir al buque Stanbrook, el último barco que partió de España desde el Puerto de Alicante tras la guerra civil cargado con republicanos que huían del país. ¿Qué fue de su familia? ¿Cree que este episodio es lo suficientemente conocido entre la ciudadanía española y, en concreto, la alicantina?

Sí, mi padre entró en la guerra con 17 años, apenas un adolescente… Combatió en Madrid, Teruel, Belchite, el Ebro… y se quedó en el Puerto de Alicante, de donde salió  el Stanbrook, el último barco hacia el exilio, el 28 de marzo de 1939. Él, como tantos otros, no pudo subir al barco y fue al Campo de los Almendros, al campo de Albatera y después a la cárcel…Estaba en una celda cercana a la de Miguel Hernández, al que los prisioneros llamaban «el poeta».  Después vivió en Alicante, formó una familia… Vivió con la nostalgia o la tristeza que caracterizó a los vencidos, bajo el régimen de Franco. Mi madre vive todavía, tiene casi 97 años y muchas veces nos habla, a mis dos hermanas y a mí, de mi padre, de aquella época tan dura. Mi libro está dedicado a mi padre, naturalmente.

¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Acabo de publicar otro libro, “Y ahora volved a vuestras casas”, dedicado también a sacar del olvido a los españoles, hombres y mujeres que lucharon en la Resistencia francesa y que tampoco aparecen en los numerosos libros sobre la Resistencia que se han publicado en Francia. Jugaron un papel muy importante y también han sido muy olvidados.

Ahora estoy reuniendo información para  otro libro, sobre un personaje muy interesante de aquella época. Decidiré dentro de unas semanas si me lanzo a él. Necesito viajar por diversos lugares de Francia para recoger información y en estos momentos no es posible. El confinamiento lo impide. Pero mientras tanto estoy preparando fichas y leyendo bastante.

Compartir esta entrada:
mariagialma@gmail.comEvelyn Mesquida saca del olvido a los españoles que lucharon en la Resistencia francesa