Revista Casa Mediterráneo

Fernando Martínez López: “Gracias al exilio republicano podemos decir que formamos parte del proceso de construcción de la memoria democrática de Europa”

en junio 16, 2022

El Secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez López, estuvo ayer en Casa Mediterráneo para participar en las jornadas “Exilio republicano en tierras del norte de África. Rescatar la Memoria (1939-1945)” que, organizadas por la institución diplomática con la colaboración del Archivo de la Democracia de la Universidad de Alicante y la Comisión Cívica de la Memoria de Alicante, se han celebrado del 14 al 15 de junio.

En el marco de este encuentro, Martínez López ha informado del estado en que se encuentra el Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática, “al que se han presentado más de 500 enmiendas por parte de la inmensa mayoría de los grupos parlamentarios, se encuentra en fase de tramitación parlamentaria y estamos a punto de que entre en ponencia para rápidamente proceder a su aprobación”.

El Secretario de Estado ha precisado que los aspectos más importantes de esta ley “tienen que ver con lo que son los grandes principios del Derecho Internacional Humanitario, que son el derecho a la verdad, la justicia, la reparación y, como dice el relator de Naciones Unidas, las garantías de no repetición, a las que nosotros en la ley denominamos ‘el deber de memoria’”. La normativa, así, contempla “el derecho a la verdad que tienen los familiares y las víctimas de conocer qué es lo que les pasó a sus allegados, el derecho a se investigue –es la primera vez que en una ley española aparece el derecho a la investigación de cuáles fueron las vulneraciones de los derechos humanos que se produjeron durante la guerra y durante la dictadura”.

Para que estos objetivos no se queden en una mera declaración de principios, “se implementa un instrumento, una ley impresionante que hasta ahora no existía y una fiscalía de sala para hacer precisamente esas pesquisas y recoger todo tipo de demandas de investigaciones”, señala Martínez López, quien destaca que además del derecho a la investigación, la ley contempla otro derecho, el de la reparación. “Por primera vez, en una ley en España se plantea que se haga una auditoría y un inventario sobre las incautaciones de bienes”.

Fernando Martínez López, Secretario de Estado de Memoria Democrática

Otro punto destacado de la ley, según el Secretario de Estado, radica en que “no vuelvan a repetirse los hechos traumáticos del pasado, que es el deber de memoria”. En este sentido, “lo más importante es que la memoria entre en la escuela para que la gente joven conozca realmente lo que pasó durante la dictadura, durante el franquismo, la represión, la resistencia al régimen… y sobre todo que empiece a conocerse en la ESO y se desarrolle mucho más en el Bachillerato”.

“Por lo tanto, esa promesa que es clave para que no se repitan los hechos traumáticos del pasado, ya no solamente va a quedar estampada en la ley”, sino que además se va a ver reflejada en la educación, al haberse aprobado ya “los decretos de enseñanzas mínimas obligatorias, que luego cada comunidad autónoma desarrollará”, ha asegurado. En este sentido, el Secretario de Estado ha indicado que se va a estudiar la etapa contemporánea de la Historia y dentro de ella la memoria democrática, “que no es otra cosa que el conjunto de luchas individuales y colectivas en pro de la conquista de los derechos y las libertades fundamentales, desde la época de las Cortes de Cádiz hasta la actualidad”.

En cuanto a la importancia de estas jornadas, Fernando Martínez López ha valorado que “el propio título de las jornadas lo indica: rescatar la memoria, rescatarla del olvido y fundamentalmente del olvido del exilio al norte de África. Desde que el Gobierno de Pedro Sánchez creó la Dirección General de Memoria Histórica, de la que tuve el honor de estar al frente, pusimos en marcha el 80 aniversario del exilio y le dedicamos ya una parte sustancial al exilio en el norte de África. Se hicieron actos institucionales y académicos, y creo que estas jornadas son una continuidad de esos actos académicos que desarrollamos en Argelia, tanto en Orán como en Argel”.

En esta línea ha considerado que “estas jornadas son imprescindibles y necesarias, especialmente para la zona donde estamos, Alicante, Murcia y Almería, que es de donde sale la inmensa mayoría de los exiliados al norte de África. Esta zona, conocida como el sudeste, siempre ha tenido una estrecha relación con Argelia, especialmente económica. Había mucha emigración de carácter económico, una emigración que fue fundamental para la acogida que tuvieron nuestros hombres y mujeres republicanos y republicanas en el norte de África, sobre todo en la zona de Orán”.

El Gobierno de España no va a dejar ninguna zona en el norte de África, ni otros lugares donde haya estado el exilio republicano español, sin poner un hito, una referencia, una placa o un monolito que atestigüe y dé razón de su presencia.

El Secretario de Estado de Memoria Democrática ha avanzado que “el Gobierno de España no va a dejar ninguna zona en el norte de África, ni otros lugares donde haya estado el exilio republicano español, sin poner un hito, una referencia, una placa o un monolito que atestigüe y dé razón de su presencia. En este momento estamos trabajando en Túnez, en Argelia y en Marruecos para que eso sea así”.

“Es una tarea del Gobierno de España el hecho de que se ponga de relieve la presencia de los republicanos españoles del exilio, porque hay una cuestión de mucho interés y es que nuestra democracia conecta con ellos. Gracias al exilio republicano podemos decir que formamos parte del proceso de construcción de la memoria democrática de Europa. Ellos lucharon aquí contra el fascismo y siguieron luchando en Europa contra el fascismo. Y, por lo tanto, la España democrática forma parte del proceso de construcción de la memoria democrática europea”, ha concluido.

Compartir esta entrada:
mariagialma@gmail.comFernando Martínez López: “Gracias al exilio republicano podemos decir que formamos parte del proceso de construcción de la memoria democrática de Europa”