Revista Casa Mediterráneo

Lorena Sánchez

Lorena Sánchez, MedNight: “Todos los países que compartimos la cuenca mediterránea tenemos que apostar por la ciencia si queremos participar en el futuro”

en septiembre 24, 2021

Un equipo de once científicas y científicos del Mediterráneo serán homenajeados el 24 de septiembre en una gala por la ciencia que acogerá Casa Mediterráneo. El evento forma parte del programa MedNight, la Noche Mediterránea de las Investigadoras, que se celebra en el marco de ‘La noche europea de las investigadoras’, un proyecto de divulgación científica promovido y financiado por la Comisión Europea como parte de las acciones Marie Sklodowska-Curie del Programa Horizonte 2020. 

La Selección de científicos del Mediterráneo está formada por ocho mujeres y tres hombres, entre quienes se encuentran la investigadora en el Instituto de Neurociencias de Alicante (UMH-CSIC), Guillermina López-Bendito, y el titular del Departamento de Fisiología, Genética y Microbiología de la Universidad de Alicante, Francis Mojica.

Esta primera Selección Mediterránea de la Ciencia la integran expertas en las áreas temáticas de mayor interés para MedNight, como son ciencias para el futuro, tecnología, salud, cambio climático, antropología y ciencias marinas. Además, los seleccionados representan a nueve países de la cuenca mediterránea: España, Grecia, Chipre, Turquía, Egipto, Líbano, Túnez, Francia e Italia, lo que convierte a la Selección Mediterránea de la Ciencia 2021 en un primer paso hacia la creación de una identidad mediterránea con la ciencia como nexo común.

Entrevistamos a la responsable de comunicación de MedNight, Lorena Sánchez, redactora jefe de la revista QUO, para conocer el significado de esta selección de científicos mediterráneos y la dimensión de esta apuesta en común por la ciencia del Mare Nostrum.

¿Por qué una Selección Mediterránea de la Ciencia y por qué once integrantes?

Lo primero que nos planteamos desde MedNight, que como sabes es la Noche Mediterránea de las Investigadoras, era la búsqueda de unidad de países mediterráneos. Fíjate que estamos hablando de 22 países bañados por un mismo mar y además con problemas comunes idénticos. Si parafraseamos a Miguel Hernández, las heridas del Mediterráneo tienen que ver con el mar y todo lo que le afecta, la contaminación, la pérdida de biodiversidad, el cambio climático… común para todos los países que compartimos esa cuenca mediterránea y la necesidad de apostar por la ciencia si queremos participar en el futuro. Tenemos que hacerlo en conjunto, porque no podemos abordar nuestros problemas comunes como países individuales, por separado. Y el Mediterráneo es el norte de África y el Sur de Europa. Por ejemplo, la sobrepesca si sólo la controlamos desde un lado, seguirá siendo un problema. De modo que la base es la unidad. ¿Y por qué desde la ciencia? Porque desde la ciencia es cómo pueden enfrentarse esos problemas estableciendo programas para reducir la contaminación y también fomentando las carreras de ciencias entre los jóvenes, y especialmente entre las mujeres, que como sabes hay un espacio en blanco que tienen que ocupar para participar en el futuro, no nos queda otra. Hacer ciencia significa estar presente. Ésas son las bases de esta convocatoria.

Me preguntabas por qué un equipo. Si buscas la palabra “equipo” en google aparecen los mejores equipos de fútbol de la historia. Queremos fomentar la idea de unidad y hacer un guiño simbolizando un equipo de fútbol. Por eso son once y por eso durante la gala les vamos a entregar una camiseta de fútbol a cada uno. Es un símbolo que ojalá tenga desarrollo y cuaje para demostrar que es posible hacer un equipo entre los países del Mediterráneo para afrontar estos problemas. Los científicos también representan distintas áreas que tienen que ver con esos temas que son comunes a los países mediterráneos. Por ello, se ha buscado una selección de científicos de distintos países. En Casa Mediterráneo estarán una científica de Túnez, de Turquía, de Italia, de Chipre… representando a nueve países. Ojalá al año que viene haya más.

¿Quiénes forman parte de este equipo y por qué logros se les reconoce? 

Iris Charalambidou (Chipre) Universidad de Nicosia, Departamento de Ciencias de la Vida y la Salud; y Salih Gücel (Chipre), Near East University. Instituto de Ciencias Ambientales y Herbario. Biólogos de formación, realizaron un estudio pionero que mostró la floreciente flora y fauna de la conocida como Línea Verde en Chipre.

Alain Aspect. Francia. Ocupa la cátedra Augustin Fresnel en el Institut d’Optique de París y es profesor en la École Polytechnique. Alain Aspect demostró con éxito el entrelazamiento cuántico, un momento decisivo de la física moderna. El trabajo de Aspect es una base fundamental en el campo de la computación cuántica.

Avelino Corma. España. Investigador en el Instituto de Tecnología Química creado por la Universitat Politècnica de València (UPV) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Premio Príncipe de Asturias.

Abla Mehio Sibai. Líbano. Profesora de Epidemiología, Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad Americana de Beirut (AUB), Líbano.  “Es un reto personal, quiero hacer llegar a todo el mundo la ciencia que permite envejecer con salud y dignidad”.

Habiba Bouhamed Chaabouni. Túnez. Investigadora de genética médica en la Universidad de Túnez. Ha sido consultora de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Liga de Naciones Árabes.

Katerina Harvati. Grecia. Paleoantropóloga de origen griego. Actualmente investigadora de la Universidad Eberhard Karls de Tubinga (Alemania). Premiada por su trabajo sobre los fósiles humanos de Apidima, en Grecia, catalogados entre los descubrimientos científicos más importantes de la década.

Nurcan Tunçbağ. Turquía. Profesora asociada de la Universidad de Koç en el Departamento de Ingeniería Química y Biológica y en la Facultad de Medicina. Sus intereses de investigación es la biología de sistemas computacionales.

Guillermina López-Bendito. España. Instituto de Neurociencias de Alicante (UMH-CSIC). Guillermina López-Bendito investiga el desarrollo de la estructura y las conexiones cerebrales que nos permiten ver, oír y sentir lo que tocamos.

Francisco Mojica. España. Titular del Departamento de Fisiología, Genética y Microbiología de la Universidad de Alicante, conocido principalmente por haber realizado el hallazgo de las secuencias repetidas CRISPR en microbios de las Salinas de Santa Pola. Francisco Mojica acuñó el CRISPR, de Clustered Regularly Interspaced Short Palindromic Repeats, una tecnología que se considera internacionalmente la mayor revolución biotecnológica del siglo.

Abdel Meguid. Egipto. Dirige un laboratorio de investigación sobre niños con necesidades especiales desde hace más de veinte años. Fue allí donde estableció una clínica para la investigación de niños con trastornos autistas en el Centro de Excelencia del Centro Nacional de Investigación de Egipto. Su trabajo está cambiando toda la práctica de la neurología aumentando nuestra comprensión de los trastornos neurológicos y genéticos.

Martina Pierdomenico. Italia. Investigadora del Instituto para el Estudio de Impactos Antrópicos y Sostenibilidad en el Medio Marino del Consejo Nacional de Investigaciones (IAS-CNR).

 

 

 

 


Algo que me ha llamado la atención, y que no debería, es que el equipo está integrado por ocho mujeres y tres hombres, una proporción nada habitual hacia el lado femenino. ¿Se ha hecho a propósito para visibilizar más a la mujer?

Sí y, como bien has dicho, para que un día deje de sorprendernos. La propuesta de MedNight, la Noche Mediterránea de las Investigadoras, incluye a hombres, por supuesto, pero el guiño tiende a hacer más presente a la mujer y no sólo fue una propuesta nuestra, el jurado que ha elegido a los once científicos se basó en dos criterios fundamentales: que fueran lo más representativos posibles de los países mediterráneos y que hubiera una representación femenina por encima del cincuenta por ciento. Así se ha configurado. 

¿Las niñas y las jóvenes están viendo modelos femeninos de referencia que despierten sus vocaciones científicas y las hagan verse capaces de dedicarse a profesiones de estas ramas?

Afortunadamente, en el año 2021 el panorama ha cambiado enormemente. Llevo muchos años haciendo divulgación y en el 2000 sólo había científicos hombres en los medios de comunicación. Excepcionalmente, había una Margarita Salas. Hoy, no tiene nada que ver con aquello. Una de las investigadoras que viene al encuentro es egipcia y en la entrevista que le hicimos sobre cómo era la investigación en su país nos dijo que hubo un tiempo en el que para la mujer fue muy difícil dedicarse a la investigación, pero hoy el panorama ha cambiado, aunque aún no esté todo resuelto. Lo mismo me ha pasado cuando he hablado con la representante de Líbano, donde hoy también se puede hacer ciencia, aunque todavía es muy necesario visibilizarlas y hacerlo compatible con la vida familiar. 

Otra de las mujeres científicas participantes en el encuentro es Guillermina López-Benditouna investigadora de primer nivel, donde no se cuestionan las diferencias por género. Lo mismo ocurre con Dolores Corella o con la italiana Katerina Harvati. Evidentemente, han vivido una historia más compleja por ser mujeres, pero ahora compiten en las primeras ligas científicas sin que nadie lo cuestione en ninguna medida. Y en la sociedad, gracias a iniciativas como ésta y otras muchas que se han producido hasta ahora, empieza a no ser cierto que una niña se imagine a un científico como un señor con bigote y una bata blanca. Son estereotipos que se han ido eliminando gracias a que hay muchas científicas que están en redes sociales, que hacen matemáticas, física teórica, grandes investigaciones … y que están en los medios y cada vez más en los puestos directivos de los institutos de investigación, en laboratorios y en universidades. Por todo ello, el panorama hoy creo que no se puede contar igual que hace veinte años. 

¿El hecho de que las mujeres científicas ocupen cargos directivos es un factor determinante a la hora de incorporar la conciliación laboral a sus trabajos, tanto para ellas como para los hombres?

Creo que también lo que está pasando es que la conciliación ya no sólo es cosa de mujeres, sino también de hombres, de ambos. No sabes la cantidad de hombres científicos con los que he hablado de los que vienen a la jornada, como Fernando Maestre, que me han dicho que debían cortarme porque tenían que ir a recoger a sus hijos. Es importante recalcar que los hombres consideran que la conciliación también es asunto suyo. A día de hoy, las reminiscencias que quedan de quien piensa que la conciliación es una cosa de las mujeres son mínimas y, obviamente, sigue siendo la mujer la que se ocupa de más tareas, la que la reivindica y se tiene que tener más en cuenta… pero es importante mostrar que se están produciendo cambios y están sirviendo de algo. Y los hombres están también felices de poder ocuparse de sus hijos y repartirse esa tarea, al igual que hacemos en otros trabajos. La casa, lo bonito, también se reparte.

En definitiva, tengo una mirada esperanzadora respecto a la entrada de la mujer en el ámbito de la ciencia a partes iguales. Al fin y al cabo somos el 50% de la población y somos iguales en todos los escenarios. Creo que visualizarla más es fundamental para que no le suene raro a ninguna niña del mundo hacerse matemática, física o escaladora. Efectivamente, cada vez hay más mujeres de primer nivel y es muy bueno.

Además de la presentación de la Selección Mediterránea de la Ciencia, el programa de la actual edición de MedNight contempla un gran número de actividades. Por ejemplo, la Universidad de Alicante ha preparado un amplio programa de propuestas didácticas y entretenidas para acercar la ciencia a las nuevas generaciones de forma atractiva.

Sí, MedNight se celebra en muchas ciudades y pueblos, en Alicante, Valencia, Murcia, Cartagena, Elche, Orihuela… y esto sólo en la Comunidad Valenciana. Además, en Grecia, Italia y Chipre. En concreto, en Alicante, este año en previsión de lo que pudiera ocurrir con el Covid de un modo preventivo decidieron realizar la mayor parte de las actividades online. Se han organizado diversos talleres, muchos orientados a institutos de secundaria, muy divertidos. Por ejemplo, hay uno que consiste en pasar un vídeo con una imagen del espacio de un meteorito para que le pongan música. La programación online puede seguirse desde el canal de YouTube de la Universidad de Alicante. Sí que hay algunas actividades que son presenciales: una jornada de puertas abiertas en el Centro de Investigación Marina de Santa Pola y una visita a la Estación Biológica de Les Torretes en Ibi.

Entre las iniciativas de MedNight se encuentra el rodaje de un documental por aguas del Mediterráneo, a bordo de un velero que zarpó el pasado mes de agosto de Denia. ¿Qué pretende reivindicar este proyecto audiovisual?

El documental está a punto de proyectarse. Han sido 15 días de rodaje desde un velero que partió del puerto de Denia con destino a Catania (Sicilia) y en el camino hacían varias paradas, en las que siempre contactaban con alguna organización activista por el mar o el clima, con profesores o investigadores de universidades que fueron contando su relación con el Mediterráneo. El documental se centra en el Mediterráneo desde su historia y desde la ciencia. Hay una científica que es quien lo conduce, Ana Fernández, bióloga marina de la Universidad de Murcia, El equipo de filmación de la Fundación Fisabio no se ha lanzado al mar, sino  directamente al barro (risas), ha estado quince días rodando y esta tarde (viernes 23 de septiembre) se estrena en la MedNight TV, un canal que televisión donde se podrá ver a través de la página web. Sus creadores han vivido grandes y difíciles momentos. No ha sido fácil, porque resulta complicado meter un equipo de filmación en un velero, pero ha supuesto todo un hito.

MedNight también ha lanzado el primer certamen internacional de cuentos sobre ciencia del Mediterráneo. ¿Qué se va a hacer con los relatos seleccionados?

Ls Cuentos de la MedNight es una iniciativa del Museo Didáctico e Interactivo de Ciencias de la Vega Baja del Segura de la Comunidad Valencia (MUDIC), que son nuestros partners, consistente en una convocatoria de relatos que tuvieran relación con la ciencia y el Mediterráneo. Lo bonito y lo interesante de la propuesta es que los cincos relatos ganadores seleccionados por el jurado se representan, de hecho ya se está haciendo, en hospitales para niños de larga estancia, en residencias para mayores, en centros ocupacionales… y se estaba cerrando en un centro de inmigrantes. 

Ha habido cinco relatos que, una vez seleccionados, se trabajan para ser representados de forma teatral. Además, se van a imprimir en un libro. Y ahora mismo lo van a representar en la residencia para mayores de Torrevieja, en el Hospital General de Alicante y en la residencia y centro ocupacional de Orihuela.

Compartir esta entrada:
mariagialma@gmail.comLorena Sánchez, MedNight: “Todos los países que compartimos la cuenca mediterránea tenemos que apostar por la ciencia si queremos participar en el futuro”