Revista Casa Mediterráneo

Marián Cano, presidenta de AVECAL: “El consumo de moda va muy ligado a la vida exterior, al ocio, y se ha visto seriamente reducido a nivel global”

en octubre 6, 2020

España es el segundo productor de calzado de Europa y la Comunidad Valencia se alza como la autonomía zapatera que más produce en nuestro país, constituyendo un referente nacional e internacional por la calidad, la variedad y la modernidad de sus productos. Para hacernos una idea de su importancia, las exportaciones alcanzaron los 2.678 millones de euros en el año 2019, según datos de la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (AVECAL), situando a nuestro país entre los diez principales exportadores de este sector en el mundo. Una sólida industria a la que a otras circunstancias adversas como el Brexit, la política proteccionista estadounidense, la desaceleración de la economía mundial o una transformación digital que no acaba de cuajar, ahora se suma el fuerte embate del Covid-19.

Con el propósito de analizar cómo la pandemia mundial está impactando en el sector del calzado y cuáles son sus perspectivas, entrevistamos a Marián Cano, presidenta de la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (AVECAL), que participará en el encuentro virtual titulado La industria del mediterráneo español ante la crisis del Covid-19 el martes 6 de octubre a las 19 h. en la web de Casa Mediterráneo. La acompañarán Celestino Suárez, catedrático de Economía Aplicada y ex rector de la Universidad Jaume I de Castellón, y José Antonio Pastor, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ). El evento, moderado por el Catedrático Emérito y ex director del Instituto de Economía Internacional de la UA Antonio Escudero, se enmarca en el ciclo ‘Economía y el Mediterráneo’.

¿En qué medida está afectando la crisis del Covid-19 al sector del calzado español?

Antes de la pandemia parecía que el sector comenzaba a estabilizar de nuevo sus exportaciones. En el año 2019, de hecho, las exportaciones alcanzaron los 2.678 millones de euros, lo que como sector nos hacía albergar expectativas optimistas para este 2020, pero evidentemente la situación que ha desencadenado el Covid-19 ha cambiado esas perspectivas. En una situación como la actual, el consumo de moda ha caído dramáticamente. Hemos pasado dos meses en los que el comercio ha estado cerrado a nivel mundial en distintos momentos y pese a que en otros sectores el comercio online que ha estado operativo ha compensando esa caída, en el caso de la moda no ha sido así. El consumo de moda va muy ligado a la vida exterior, al ocio, y claro y se ha visto seriamente reducido, a nivel global.

Marián Cano – © Joaquín P. Reina.

En el ámbito de las exportaciones del calzado, el año pasado ya hubo otros varios factores adversos como las medidas proteccionistas impuestas por la Administración Trump, cierta inestabilidad en las relaciones de la Unión Europea con Rusia, la amenaza del Brexit británico… ¿Cómo están afectando estas circunstancias al sector del calzado español?

Como tú muy bien estás comentando, de 2010 a 2016 los datos de las exportaciones fueron muy favorables, pero desde entonces hasta 2018 empezamos a sufrir esas inestabilidades que iban vinculadas al peso que nuestro mercado tuviera en el país de destino. En el caso del Brexit en el Reino Unido, que siempre ha estado entre los cinco primeros destinos, llevamos años ya descontando su efecto; desde que se produjo el referéndum esto se alteró. Evidentemente, antes las crisis económicas y las inestabilidades de determinados mercados nos afectaban, pero el cambio importante en esta situación se ha dado porque lo que podía decrecer en un mercado hacía que las expectativas se depositaran en otro mercado que funcionara bien y pudiera compensarlo. Y esa estabilidad en las exportaciones parecía que estábamos alcanzándola en 2019, compensando las fluctuaciones; por ejemplo, ese año sí crecimos en Estados Unidos.

Pero en esta ocasión, nuestras exportaciones han descendido prácticamente en todos nuestros destinos. Éste es el cambio dramático que se está produciendo. Y además nosotros, las empresas como patronal, desde que se inició la pandemia, como sector vinculado a la moda, teníamos claro que iba a afectar a tres temporadas. El cierre de los comercios afectó a las tiendas en el momento en el que empezaban a poner a la venta la colección primavera/verano. Las empresas se encontraron con que las mercancías que iban con destino a sus clientes tuvieron que ser devueltas porque los comercios estaban cerrados y no se podían entregar. Y, evidentemente, con el cierre esa colección no se ha podido vender, en parte, con normalidad. En ese momento el esquema de trabajo habitual del sector era que los representantes y agentes a nivel internacional acudieran a presentar a sus clientes la colección de otoño/invierno, cosa que tampoco se pudo hacer con normalidad. Y ahora que se están presentando las colecciones de primavera/verano de 2021, evidentemente las empresas son conscientes de que van a encontrar clientes y comercios que tengan un stock importante de la colección de la anterior temporada que acabamos de pasar, por lo tanto los pedidos van a ser menores. Entonces, ya desde el inicio teníamos claro que nos iba a afectar a tres colecciones, aunque confiamos en que se pueda poner freno a esta crisis sanitaria e ir retomando en mayor medida la normalidad.

El sector del calzado español es muy dinámico en la esfera internacional en cuanto a sus asistencia a ferias emblemáticas. La pandemia estará cancelando muchas de estas ferias y en el caso de que alguna se celebre, es probable que las empresas sean reticentes a enviar a sus empleados para evitar contagios. ¿Cuál es el panorama actual de las ferias del calzado?

Has hecho un buen reflejo de cuál es la situación. Para los sectores de moda las ferias, que ya no son el punto de compra semestral como era antiguamente, seguían siendo el punto de encuentro, en el que una empresa presentaba sus colecciones. Evidentemente, nos hemos encontrado con cancelaciones de ferias, como tú muy bien has dicho, con eventos que, por apuesta de la organización de ese certamen, han querido mantenerse y han sido los primeros que se han celebrado después de la pandemia, pero en los que hemos visto una reducción de expositores por causas diversas, como el hecho de que algunos por la situación de alerta sanitaria no han considerado conveniente desplazar a sus equipos o se han topado con que sus clientes de todo el mundo con los que se iban a encontrar en esa cita no han podido acudir por las limitaciones a la movilidad o por preocupación. Igualmente, otras empresas sí han decidido acudir por dar apoyo a los clientes que iban a asistir, pero el número de participantes se ha reducido considerablemente. Las empresas y los propios eventos feriales han trabajado en alternativas. Acabamos de celebrar la feria de MICAM Milano, que en esta edición ha introducido Micam Milano digital show, una manera virtual de poder poner en contacto a expositores y visitantes, pero evidentemente ha supuesto una rotura del sistema tradicional.

El consumidor cada vez es más consciente y valora más el esfuerzo que está haciendo la moda por ser más sostenible.

Otro tema que me gustaría abordar es la relación de la industria del calzado con el Medio Ambiente. Este sector está apostando de forma creciente por la economía circular y la reducción de la huella de carbono en sus procesos de producción. ¿Cómo está desarrollándose esta estrategia?

El sector tenía ya este reto sobre la mesa y ahora, en este momento de crisis sanitaria y de crisis económicas derivadas de esta situación que cada mercado va a tener que superar, yo creo que las empresas han visto acelerados esos desafíos. Hablamos no sólo de sostenibilidad, como bien has dicho, sino también de transformación digital. El consumidor cada vez es más consciente y valora más el esfuerzo que está haciendo la moda por ser más sostenible y, en ese sentido, nuestras empresas están trabajando en proyectos de diversa índole, desde fabricar zapatos con productos reciclados, hasta analizar su producción para reducir su huella de carbono, estrategias diversas que cada uno está impulsando al mayor ritmo que puede. Sabemos que en un futuro como sector vamos a tener que ir por ahí. De hecho, nosotros como patronal, estamos trabajando en proyectos de sensibilización de cara a nuestros asociados enfocados en la economía circular.

Marián Cano – © Joaquín P. Reina.

Por último, ¿cuál es la situación actual de la mujer en el sector del calzado? ¿Hay más mujeres en puestos directivos que en el pasado, cuando estaba más concentrada en la fabricación?

Éste ha sido un sector industrial en el que ha habido un importante peso, si hablamos de fabricación, de trabajadoras que han ocupado puestos de trabajo en la vía, y es cierto que al ser un sector manufacturero intensivo en mano de obra, por tanto el número de trabajadores a los que se da empleo en la provincia es importante. Una de las apuestas de las empresas de este sector, que ha pasado grandes crisis, fue la marca, el diseño y la internacionalización, y con estas apuestas han ido creciendo puestos de trabajo, no sólo a nivel productivo. Y ahí, a la hora de incorporar profesionales, las empresas lo que valoran es la trayectoria del Curriculum y lo que encontramos es que hoy en día en los departamentos de comercio exterior, de marketing, de diseño y en todas las áreas de comercio online se han ido incorporando mujeres preparadas, con ilusión y ganas de desarrollar su carrera profesional en este sector.

Ése es uno de las grandes retos, continuar atrayendo talento, tanto masculino como femenino. De la integración y la colaboración conjunta entre el talento masculino y femenino la empresa puede continuar creciendo. Creo que aquí, a la hora de seleccionar profesionales, lo que se busca es su valía. Y en cuanto a nivel directivo, yo soy la segunda presidenta de esta asociación. Quien dio ese primer paso fue Rosa Perán, una empresaria de reconocido prestigio en el sector, y cada vez encontramos a más mujeres en ese relevo en los equipos directivos de las empresas, siendo conscientes de que todavía queda mucho por recorrer. Creo que es una manera de apoyar esa incorporación de la mujer a todos los niveles en la empresa: visibilizar casos de éxito y a empresarias que están dirigiendo de manera excepcional sus proyectos empresariales.

Fotografías: Marián Cano – © Joaquín P. Reina.

mariagialma@gmail.comMarián Cano, presidenta de AVECAL: “El consumo de moda va muy ligado a la vida exterior, al ocio, y se ha visto seriamente reducido a nivel global”