Revista Casa Mediterráneo

Pedro Rojo: “La expresión artística a través de las viñetas conecta muy rápidamente con ciudades, con universos distintos, con personas diferentes”

en noviembre 24, 2023

En el marco de la celebración del Día del Mediterráneo, el 28 de noviembre, Casa Mediterráneo ha organizado una jornada para acercar las ciudades de la cuenca del Mare Nostrum a través del arte de la ilustración. La jornada “TBO Mediterráneo: un viaje por sus ciudades e historia” despliega un variado programa que incluye mesas redondas, un taller para estudiantes y una exposición, en torno al mundo del cómic y su potencial para dar a conocer las diversas realidades del Mediterráneo. La iniciativa está auspiciada por Casa Mediterráneo y coordinada por la Fundación Al Fanar para el conocimiento árabe con la colaboración de la Universidad de Murcia y la Cátedra del Cómic SM-UV.

Con el fin de conocer los detalles de la jornada, entrevistamos a Pedro Rojo, presidente de la Fundación Al Fanar para el conocimiento árabe. Pedro Rojo es Licenciado en Filología Árabe e Islam por la UAM. Ha residido en Egipto, Siria, Marruecos y Jordania. Es comisario de las exposiciones de cómic Cálamos y Viñetas. Cómic árabe en movimientoSira a través del cómic y Sendas del Cómic español (en árabe). Autor de diversos artículos sobre cómic árabe, coordina también proyectos como “Babili’s Home, trilingual comic and App for Iraq” (2012-2014), “Kif-kif, cómics por la inclusión” (2016-), Stop-Islamophobia (2018-2020), CoCo (2020-2022), Observatorio de la Islamofobia en los Medios (2017-) y “Twenty thousand leagues on the Intercultural Sea” (2016). Colabora con varios medios de comunicación y ha publicado libros y artículos sobre el mundo árabe.

¿En qué consiste el proyecto ‘TBO mediterráneo’?

Se trata de englobar en una sola jornada tres actividades distintas, dos de las cuales proceden del mismo proyecto. “Cómics del Mediterráneo” es una iniciativa que estamos coordinando con la Universidad de Murcia y la Cátedra del Cómic de la Universidad de Valencia para utilizar el cómic como herramienta de conocimiento, no sólo del Mediterráneo, sino también de Historia como es Al Ándalus, de conceptos como el comercio mediterráneo, la cocina, la dieta mediterránea, el trasvase de conocimiento en el Mediterráneo… esos valores más generales o atemporales como la tolerancia, la inclusión y la multiculturalidad pensados para niños de Primaria. Se podrá utilizar a todos los niveles, pero hemos querido cubrir un hueco que desde la Fundación Al Fanar en todos estos años hemos visto que está menos atendido. Eso, por una parte.

Por otra parte, tenemos ‘Medinas del Mediterráneo’, un proyecto que busca dar a conocer ciudades mediterráneas de una forma distinta y compartida. Lo hemos llamado “bitácoras compartidas” porque viene un ilustrador de fuera a una ciudad y en vez de hacer sólo su cuaderno de viaje de lo que ve, lo que le proponemos es una visita guiada por una persona local a lugares importantes para el anfitrión autóctono. El ilustrador extranjero hará unos dibujos en los que se aunarán ese conocimiento de lo cercano con el extrañamiento de una persona que viene de fuera, con unos textos basados en ese intercambio, que escribe Pilar Garrido de la Universidad de Murcia, y así se crearán unos cuadernillos de distintas ciudades del Mediterráneo a través de esa conexión entre dos personas diferentes.

¿Qué ciudades mediterráneas se han escogido?

Para este primer año son cinco: Alicante, Barcelona, Tetuán, Túnez y Estambul. Los artistas extranjeros harán una serie de ilustraciones a raíz de la visita realizada con el guía local. Hemos hecho una excepción con Túnez, porque la persona que enseña la ciudad es Santiago Alba Rico, filósofo, guionista de La bola de cristal y autor de numerosos libros y artículos, que lleva más de 20 años residiendo en Túnez. Con él hicimos ese guiño con personas que ya son de esa ciudad, aunque hayan nacido en otra. Una ilustradora local, Sonia Bensalem, dibujará el Túnez de Santiago Alba.

Los dibujos quedarán recogidos en un cuadernillo. ¿Dónde se podrá encontrar o adquirir?

Tendrá una edición online para que todo el mundo pueda disfrutar de ello y tener esas pequeñas píldoras de ciudades, que seguramente serán sitios no estándares. Cualquier persona que quiera conocer un poco más de esas ciudades de una forma diferente y personal, podrá acceder, de momento a través de Internet, y esperamos que con el paso de los años haya un volumen suficiente para, quizás más adelante, editar algún libro.


En la jornada organizada en Casa Mediterráneo se celebrará la mesa redonda “El cómic como herramienta de conocimiento en el Mediterráneo”. ¿Qué potencial consideras que tiene esta expresión artística para dar a conocer de una forma accesible y amena a la juventud la realidad diversa de los países del Mediterráneo?

Una de las actividades previstas es la inauguración de la exposición ‘Cálamos y viñetas. Cómic árabe en movimiento’, que para nosotros fue un antes y un después. En la Fundación Al Fanar llevamos mucho tiempo trabajando con cómics, con caricaturas, traduciendo tiras políticas, pero con esta exposición que ha ido rotando por un montón de ciudades de España, ya sólo en el libro de firmas donde la gente dejaba sus comentarios nos dimos cuenta de algo que intuíamos: que el dibujo, esa expresión artística a través de las viñetas, de una narrativa que al final es universal, conecta muy rápidamente con ciudades, con universos distintos, con personas diferentes.

Por supuesto, todas las viñetas están traducidas, pero ya sólo la imagen, la narrativa del dibujo, conecta independientemente del idioma en el que estén escritas. Y la gente se da cuenta de que hay muchas más cosas en común: desde heroínas mujeres libanesas hasta temas de amor, historias del futuro, humor… y eso ayuda a conectar, a descondicionar que vienen del mundo árabe o de otras realidades del Mediterráneo porque enseguida estás inmerso en ese lenguaje pictórico.

En varios países del mundo árabe surgieron revistas como la libanesa Samandal (2008), la egipcia Tok-tok, la tunecina Lab619 o la marroquí Skefkef. ¿Cuál es la situación de los movimientos del cómic en el mundo árabe?

Justo para ilustrar esa evolución viene Barrack Rima, que es libanesa, fundadora de la revista Samandal, que es la pionera en el mundo árabe justo en ese modelo de publicaciones de las que hablas. El cómic no deja de ser un arte minoritario en el mundo árabe, pero está experimentando un crecimiento que yo compararía con lo ocurrido anteriormente en España. Será muy interesante porque estará Juan Álvarez, que vivió toda esa época de la Transición española con El Vívora, El Cairo y ese tipo de revistas colectivas que han sido muy importantes para el cómic árabe y que ahora mismo ya están en declive, como pasó con estas revistas en España. ¿Y qué está apareciendo, al igual que en esa época española? Más novelas gráficas, cómics más adultos, más completos, más trabajados. Están apareciendo editoriales que apuestan por el cómic y por editar libros largos, lo que significa que el mercado está creciendo, aunque, insisto, no deja de ser minoritario.

¿Qué es lo que se va a hacer en el taller para niños programado en la jornada?

En ese taller vamos a trabajar con el primero de los tres cómics que tenemos en marcha con niños, que es ‘Sira y los moraberíes lupinos’, donde se habla del comercio mediterráneo. A través de una serie de talleres, de metodologías con los niños, vamos a tratar de que tengan una inmersión en otra época en la que el comercio era mucho más normalizado o parecido a lo que tenemos hoy en día de ese librecambio en el Mediterráneo de lo que cabría imaginar. Y a través de un personaje como Sira, que es la protagonista de estos cómics, van a seguir una serie de aventuras y a darse cuenta, no sólo de ese trasvase de conocimiento que hay en el Mediterráneo, sino de la multiculturalidad que se vivía en esa época en Al-Ándalus, muy parecida a la actual. Se trabajará también otro tipo de temas como la xenofobia, el respeto al otro, al diferente, distintos idiomas que hay en el Mediterráneo… en torno a esa diversidad.

Entre los asistentes a la jornada, como antes mencionabas, se encuentra Barrack Rima, cuyos cómics tienen un fuerte componente de denuncia social y de defensa del colectivo queer y trans. ¿Qué destacarías de Rima?

Creo que Barrack es una pionera, no sólo en ese debate y defensa de colectivos LGTBI y queer, sino también a la hora de usar la ilustración, efectivamente, como denuncia. Tiene un estilo muy reconocible, muy personal, que va en consonancia con esa defensa clara que tiene desde el principio, no sólo ahora que es conocida en Europa. Junto a otros ilustradores libanes, ha abanderado ese movimiento en el cómic árabe, que no deja de ser marginal dentro de un arte minoritario en su conjunto.

Por último, ¿qué ideas te gustaría que quedaran entre los asistentes al evento?

Para mí, con que se vayan con la curiosidad de querer saber más del cómic árabe, del Mediterráneo, del cómic como herramienta de conocerse… Acaba de publicarse un cómic de un dibujante turco -todavía no me ha llegado, pero tiene muy buena pinta-. Buscar esos cómics árabes que estamos traduciendo. En definitiva, me gustaría que sirviera de acicate para conocer más, para buscar otros libros, otras lecturas, otras fuentes de conocimiento sobre el Mediterráneo y, por supuesto, si puede ser a través del cómic, fantástico.

Compartir esta entrada:
mariagialma@gmail.comPedro Rojo: “La expresión artística a través de las viñetas conecta muy rápidamente con ciudades, con universos distintos, con personas diferentes”