Revista Casa Mediterráneo

Sonia Marco: “Las mujeres tunecinas no han dejado de trabajar y manifestarse para exigir sus derechos”

en diciembre 11, 2023

La serie documental “Mujeres Mediterráneas” hace una nueva parada en la otra orilla del Mare Nostrum, en esta ocasión para ofrecer una aproximación a la realidad de las mujeres tunecinas. Tras doce años del inicio de las llamadas “Primaveras árabes”, la cámara trata de mostrar el rol de la mujer en la sociedad, con una mirada intergeneracional. “Mujeres Mediterráneas” se convierte en un escaparate de testimonios que revelan cómo son y viven las mujeres en el país magrebí, uno de los más equitativos y paritarios del mundo árabe, aunque con sus luces y sus sombras. El documental se proyectará el próximo miércoles 13 de diciembre a las 19:00 horas en Casa Mediterráneo, con la participación de su directora, Sonia Marco, y de Nozha Ben Mohamed Albouchi, periodista tunecina directora de Radio 6, primer medio asociativo libre de Túnez, una de las protagonistas del audiovisual. La cinta se podrá ver, de nuevo, el jueves 14 de diciembre a las 19:30 horas en la Biblioteca Municipal de El Campello.

Las protagonistas del documental son varias mujeres con perfiles profesionales diversos -Nozha Ben Mohamed, Ahed Jamaaoui, Feriel Chardeddine, Aida Trabelsi-, cuyo trabajo constituye una significativa muestra del carácter luchador y decidido de la mujer tunecina. El proyecto cuenta con la realización de profesionales de la productora local WeAre Productions, bajo la guía y asesoramiento de Nabil Montassar, doctor en Historia y activista laboral, fixer de la producción. La edición y posproducción se ha llevado a cabo en El Campello en coordinación con David Soler de GDP Producciones. Y ha sido posible gracias al patrocinio de Casa Mediterráneo y el Ayuntamiento de El Campello, y la colaboración de Jhr.

Con el fin de conocer el contenido de esta nueva entrega audiovisual, charlamos con su realizadora, Sonia Marco. Periodista free lance, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, realizó estudios de posgrado en el Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de Varsovia. Ha trabajado en diferentes medios de comunicación de Madrid y Alicante y ha colaborado con Casa Mediterráneo en la organización y difusión de actividades culturales. “Mujeres Mediterráneas” es un proyecto multimedia que nace de su inquietud por conocer las diferencias y similitudes de la mujer mediterránea.

Tras las Primaveras Árabes y los acontecimientos que se han ido sucediendo en Túnez desde entonces, cuál es la situación de las mujeres tunecinas?

Túnez fue el primer país donde tuvieron lugar las Primaveras Árabes, en su caso fue la llamada “Revolución de los Jazmines”, y podemos decir que hoy en día es el único país donde ha tenido éxito. Ello es debido a la fuerte red de asociaciones cívicas en la que se sustenta la sociedad civil, de larga trayectoria, y en el caso de las mujeres es muy patente, pues durante los últimos diez años no han dejado de trabajar y manifestarse para exigir sus derechos. La lucha y el éxito han sido desiguales, pues por una parte han conseguido un importante avance legal con la aprobación en 2017 de la Ley 58 contra la violencia de género, una batería de medidas que identifica los delitos de violencia contra las mujeres e incluye a los niños como víctimas, les ofrece asistencia legal y suspende el controvertido Artículo 227 B del Código Penal, que permitía a un abusador evitar sanciones si accedía a casarse con su víctima menor de 15 años. Pero, por otra parte, no han conseguido todavía una ley que les permita obtener su legítima herencia, y respecto a la presencia en la política, en 2022 se ha anulado la obligatoria paridad en las listas electorales que habían conseguido en estos últimos diez años, lo que ha derivado en que en los últimos comicios su presencia en el Parlamento haya disminuido de un 40% a un 20%.

Fotograma de “Mujeres Mediterráneas. Túnez”.

Túnez ha destacado por su legislación avanzada en materia de derechos hacia las mujeres, pero ¿la realidad cotidiana se corresponde con el papel?

En efecto, Túnez es baluarte en la defensa de los derechos de las mujeres desde 1956, año de su independencia, con la instauración de un avanzado Código Civil de Estatus Personal donde se abolió la sharía, se instauró la monogamia y se les otorgó el derecho de poder abrir cuentas bancarias, solicitar pasaportes y divorciarse. Son derechos de tercera o cuarta generación, y las instituciones y las tunecinas los tienen muy interiorizados, se respetan y aplican las leyes. Otra cosa es la lucha por ampliarlos, como la herencia, y en ello están.

Las sombras vienen de distintos lados, como la desigual paridad salarial en las zonas rurales, donde la sociedad es más conservadora, con el avance del islamismo patente, como en otras sociedades árabes, en gestos como el mayor uso del velo.

El documental muestra las luces y las sombras de la realidad de las mujeres tunecinas. ¿Nos puedes adelantar algunas de ellas?

Sin lugar a duda, las luces es la determinada actitud de las mujeres por defender sus derechos. Son muy conscientes de ello y trabajan día a día para ampliarlos, así como en su difusión para que todas las tunecinas sepan qué pueden hacer y cómo en distintos escenarios. A diferencia de otras sociedades árabes, hay un código civil que las protege a todas por igual.

Las sombras vienen de distintos lados, como la desigual paridad salarial en las zonas rurales, donde la sociedad es más conservadora, con el avance del islamismo patente, como en otras sociedades árabes, en gestos como el mayor uso del velo. Otra de las sombras es que todavía las tunecinas no pueden heredar en igualdad de condiciones que sus hermanos. La propiedad privada está muy arraigada en el mundo árabe y las familias temen perderla si la hereda una mujer y la termina administrando el marido, perteneciente a otra familia. Es muy cultural, por lo que tiene difícil solución.

Fotograma del documental.

¿Qué tipos de testimonios aparecen en el documental y qué nos revelan de la mujer tunecina?

A través del documental podremos conocer a cuatro mujeres diferentes, cuatro luchadoras en sus distintas áreas: una periodista, fundadora de la primera radio asociativa libre de Túnez que operó en la clandestinidad durante los últimos años de Ben Ali; una ingeniera química que trabaja por los derechos humanos; una activista del movimiento feminista, y una mujer que, desde su ciudad, en el Túnez rural, ayuda a sus vecinas a hacer valer sus derechos y lucha contra la discriminación salarial.

Son muy conscientes de su situación y no bajan la guardia, siempre activas a través del asociacionismo para que sus derechos no se vean afectados por los diferentes equipos de gobierno.

En los últimos años, algunas voces critican la deriva autoritaria que se está produciendo en el país. ¿Qué sentir detectaste al respecto entre la sociedad cuando fuiste a rodar el documental?

Sonia Marco en un momento de la grabación del documental.

Las mujeres que conocí y entrevisté están a la alerta. Son muy conscientes de su situación y no bajan la guardia, siempre activas a través del asociacionismo para que sus derechos no se vean afectados por los diferentes equipos de gobierno. Si bien han sufrido un revés con la derogación de la paridad electoral, no se detienen y denuncian y se manifiestan cuando toca. No las detiene ningún gobierno, por muy conservador que sea.

La migración irregular es uno de los problemas que afectan al país. ¿Cómo se ve desde allí este asunto y cómo se está abordando?

Este tema no lo trabajo en el documental, da para otro dada la complejidad del fenómeno en toda la región mediterránea. Como costa norteafricana, Túnez es puerto origen de migraciones ilegales hacia Europa por el mar Mediterráneo, si bien este asunto no es prioridad entre los colectivos que conocí, más centrados en la acción local.

Pese a que Túnez no está lejos de España y es un importante destino turístico, ¿crees que la sociedad española conoce bien el país?

Túnez es un destino de moda en España por sus excelentes playas y bajo precio, pero es mucho más. Tiene un increíble patrimonio cultural con su legado fenicio, griego, romano y otomano, una gastronomía increíble y, además, es un país muy manejable, con buenas carreteras que conectan el norte con el sur en pocas horas. Al margen de la estampa turística, Túnez conserva una autenticidad que fascina, sus gentes viven la realidad de forma intensa y transmiten su compromiso con la sociedad de forma muy directa. Me recuerda mucho a la España de la Transición, con ese compromiso social que sentó las bases de nuestra democracia actual.

¿Qué lecciones has aprendido de este trabajo? ¿Qué destacarías de la forma de ser de la sociedad tunecina?

Como en los anteriores trabajos de “Mujeres mediterráneas”, centrados en Turquía y El Líbano, las mujeres de Túnez no se diferencian tanto del resto de sus vecinas mediterráneas. Está siendo fascinante conocer lo fuertes y decididas que somos, a pesar de las distancias y las realidades sociales, cómo compartimos problemas y luchas, como la violencia de género, y cómo nos focalizamos en demandar y alcanzar nuestros derechos en materia de igualdad.

Este documental forma parte de una serie audiovisual sobre mujeres mediterráneas. ¿Qué balance harías de la acogida de los anteriores episodios? ¿Hay alguna entrega más a la vista?

El proyecto tiene todavía etapas que cumplir, pues veo muchas posibilidades de seguir conociendo a las mujeres mediterráneas a través de distintos soportes, más allá del documental. Los anteriores trabajos han gustado mucho, pero necesito encontrar una vía de difusión masiva que, junto a una mayor financiación, permita llegar a más público. Se requiere tiempo y dedicación y debo focalizarme en ello, al margen de preparar el siguiente episodio del que, si los patrocinadores mantienen su confianza, puede que nos lleve a seguir conociendo a más mujeres mediterráneas del norte de África.

Ficha técnica de ‘Mujeres mediterráneas: Túnez’:
Dirección, producción y guion: Sonia Marco.
Fixer: Nabil Montassar.
Realización: Anouan Ayadi.
Fotografía: Noez Bhiri.
Sonido: Nader Bousaada.
Perchman: Aloui M. Salah.
Edición: Daniel Soler. GDP Producciones.
Ayudante Producción: Anna Marco.
Locución: Begoña Vilaplana.

* Fotografía superior destacada: Sonia Marco entrevista en la Medina de Túnez a Ahed Jemahoui, una de las protagonistas.

Compartir esta entrada:
mariagialma@gmail.comSonia Marco: “Las mujeres tunecinas no han dejado de trabajar y manifestarse para exigir sus derechos”